«PROCESIÓN DEL ENCUENTRO» Y DON PEPITO EL COMEDIANTE.-

Una de las procesiones con mas tradición en nuestro Ribadeo, es la del «Encuentro» , que se celebra el Viernes Santo, en la Plaza de Abaixo.

Durante mucho años el «maestro de ceremonias» de dicha procesión , fue mi bisabuelo Jose Saturnino Garcia, conocido en Ribadeo, como «Don Pepito el Comediante».

No hace mucho tiempo, he localizado un escrito, donde se narra el «día a día» en la «Casa de Casas» hasta la quiebra de la Banca y la huida de la familia de Ribadeo. La persona que lo ha escrito, pertenece a una familia ribadense, muy vinculada a los Casas, y he tenido la suerte de que sus descendientes me lo han facilitado.

En un capitulo sobre la Semana Santa ribadense, dice que acuden a ver la Procesión del Encuentro desde el balcón del Circulo de Recreo (que es propiedad de la familia Casas) y dice textualmente

«… Todos obedecen las ordenes de Don Pepito El Comediante, el maestro de ceremonias, evoluciona entre la multitud. Es grueso, bajito, de piernas cortas y paso rápido. De vez en cuando se pasa un pañuelo por la reluciente calva, lo que demuestra su agitación. Va de levita negra lleva su chistera, su bastón de mando y una enorme banda de la Orden Tercera».

«Don Pepito es un hombre bueno. Hace muchos años llego a nuestro pueblo con una «troupe» de comediantes, le gusto la Villa, dejo que marcharan sus compañeros y se quedo para siempre entre nosotros. Es el estimulo de todas las capas sociales del pueblo, lo mismo forma parte de la sociedad obrera «La Prosperidad» de carácter socialista, que pertenece a la Orden Tercera o a la Tertulia de la Confianza, y es miembro de la Adoración Nocturna o del Orfeón Regional.

Hoy he acudido al «Encuentro», para rendirle mi pequeño homenaje a mi bisabuelo, en agradecimiento por su gran ribadensismo, a pesar de no haber nacido en nuestra Villa, y también por todo su legado que ha dejado a la familia.

(*). La fotografía, tiene 130 años y el balcón del margen derecho, corresponde a la casa de mis abuelos, en cuyos bajos estaba el «Café de Seno».

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.