«CAFÉ DE SENO» EN LA PLAZA DE ABAIXO.-

A principios del siglo XX, mi abuelo abre un café, en la conocida por todos los ribadenses, durante muchas décadas como Plaza de Abaixo, aunque tuviera otros nombres como Pablo Iglesias, Constitución o Jose Calvo Sotelo, entre otros.

En aquellos años dicha plaza era muy concurrida, ya que era donde se encontraba el Ayuntamiento (hoy Juzgado de Paz) y también se celebraban mercados.

El lugar era idóneo para la ubicación de un café, pronto se convirtió el «Café de Seno» en un punto de reunión de los ribadenses, destacando las tertulias, las partidas de cartas, domino y completaba la oferta una mesa de billar.

Salvador  Rodriguez Rocha, antes de abrir el negocio, se dedicaba a la profesión de barbero, que siguió con ella y atendía a los clientes en el piso de encima del café.

Le ayudaba en sus labores del negocio, su esposa Esperanza, la cual ella en compañia de sus hermanas, se dedicaban a la venta de productos derivados del cerdo.

En junio de 1926, mi padre se hace cargo del negocio, tras el fallecimiento repentino de sus padres, Salvador a finales de 1925 y Esperanza en 1926.

En el archivo familiar se conservan los libros de cuentas desde 1926, así como una librera con el titulo «Deudas de Cantina», donde figuran los clientes deudores y el importe de las consumiciones.

De dichos libros podemos destacar primero, el epígrafe del negocio «Café – Billar y venta de tocino y vinos», así como el importe del alquiler anual que ascendía a 365 pesetas, es decir a una peseta diaria.

Así como el precio de las consumiciones en aquellos años; Café, 0,30; Copa de Anís, 0,35; Refresco, 0,35; Copa de Orujo, 0,15; Cerveza, 0,65; Copa de Coñac normal, 0,40; Coñac Domecq, 0,95; Ginebra, 0,20; Moscatel, 0,35; Vermut, 0,25. Nos referimos en todas las cantidades a céntimos de peseta.

El «Café de Seno», cerro sus puertas a finales de 1928, cuando mi padre Salvador «Vivin» decide abrir una librería-papelería en la calle San Roque.

El propietario del bajo, donde estaba ubicado el «Café de Seno»,  era de Manuel Fernandez Tablas, conocido popularmente por Don Manuel do Pataqueiro y se llamaba el edificio «El Palacio Florentino».

PUERTA DEL CAFE

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.