ESCUELA NÁUTICA DE RIBADEO.- (1844 – 1882)

En 1844 se crea en Ribadeo la «Escuela Náutica», de la mano de la «Sociedad de Fomento de Ribadeo»,una vieja aspiración ribadense, debido a la importancia de su flota y de su puerto.

En el año 1806, el Director General de la Armada, pide informe según actas municipales, sobre la instancia solicitando la creación de una Escuela Náutica y el Ayuntamiento le contesta «que no han realizado ninguna instancia, pero que cree muy conveniente y necesaria dicha escuela». No esta claro quien había realizado dicha solicitud y se creyó que pudiera haber sido Ibáñez.

Años después y merced al auge mercantil de la Ria, se vuelve a pensar en la creación de un centro donde se pueda adquirir los conocimientos náuticos necesarios, sin tener que desplazarse a La Coruña u otras ciudades mas lejanas, pues en Ribadeo solo se podían realizar dichos estudios de forma particular, con las clases de capitanes o pilotos retirados.

Una vez conseguida la creación de la Escuela, donde se imparten principalmente, matemáticas aplicadas a la náutica, castellano y francés, sin perjuicio de las demás asignaturas. Para el mantenimientos del profesorado, surgen problemas económicos, a los cuales se les trato buscar soluciones desde el Ayuntamiento y la Diputación.

La Escuela contó enseguida con un gran numero de alumnos de toda la zona astur-galaica. Desempeñando las cátedras, en su mayoría expertos marinos que habían conseguido fama como capitanes o pilotos en las travesías por los mares del mundo, en buques de bandera de Ribadeo. Muchos de sus alumnos llegaron también alcanzar ese titulo, consiguiendo un merecido renombre para ellos y para la escuela ribadense.

En el año 1856 se eleva una solicitud a la reina Isabel II para que la Escuela Náutica sea un centro estatal y la Diputación Provincial, pague los gastos del personal docente, lo cual finalmente se consigue.

En el año 1857 y con ayuda del Estado, se adquiere el edificio, que después fue la Academia y hoy en día Biblioteca Municipal.

En 1874, la Diputación, por cuestiones de la crisis económica, acuerda suprimir la Escuela, y a fuerza de de ruegos, idas y venidas, se consiguió que siguiese funcionando, pero a costa del Ayuntamiento y algún benefactor.

Como escribía Segundo Moreno Barcia, el cual fuera profesor y director de la Escuela hasta su cierre y posteriormente director de la de La Coruña : » Allí en aquella Escuela, se formaron magníficos pilotos y se prepararon algunos emigrantes que llevaron dignamente y con honor, por todas las aguas de los mares y por todas las tierras de América, el nombre y la fama de Ribadeo» .

(*). La foto corresponde al año 1878 y son los profesores.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.